sábado, 30 de mayo de 2009

SECCIÒN "AMOR Y PEDAGOGÌA": LA EDUCACIÒN DEL SIGLO XXI

La Educación del siglo XXI


Introducción

Hablar de la educación del siglo XXI, en unos momentos en que los descubrimientos científicos y los avatares y cambios tecnológicos llevan una velocidad de vértigo, es bastante arriesgado y comprometido. Pero, existen unos indicadores de cambio que pueden ser el eje vertebrador de los sistemas educativos de los distintos países.

Los cambios en la economía (global e internacionalizada), en el campo social y cultural, en las costumbres y valores familiares y en el ámbito educativo, junto a la crisis de valores y de los llamados “Estados del Bienestar” (privatización de los sectores económicos, productivos y servicios sociales) han de llevar a una profunda reflexión sobre el modelo educativo para este milenio.

La sociedad actual se va a mover en unos parámetros y en una problemática a la que la escuela no puede ser ajena, ya que muchos de sus problemas van a ser de naturaleza educativa y van a estar relacionados con una nueva escala de valores y con una atención compensatoria y diversa.

Los valores del siglo XXI

La nueva escala de valores del siglo XXI debe girar en torno a la defensa de una vida digna (paz, libertad, igualdad, justicia y solidaridad) y de unos principios de una vida en común (responsabilidad, tolerancia, diálogo, honestidad, civismo…) de los que se derivan normas, hábitos y actitudes (Pérez Tapias, 1996), junto a otros valores emergentes, fruto del nuevo humanismo, como el medioambiente, la salud y la convivencia. En esta nueva escala hay que recuperar otros valores tradicionales que actualmente están en crisis, como la autoridad moral de la escuela y social del profesorado, la disciplina de trabajo, el esfuerzo personal como medio para lograr metas en la vida o la responsabilidad y madurez en la toma de decisiones. También puede que el desarrollo científico y tecnológico nos lleve a dotar con categoría de valor el derecho a la intimidad o privacidad de determinados ámbitos de la persona.
También viviremos momentos de crisis que requerirán una cooperación solidaria ante determinados problemas internacionales para avanzar en la corrección de desequilibrios en el desarrollo; en planteamientos éticos ante la utilización de las innovaciones científicas y tecnológicas; en la defensa y conservación del medio ambiente; en la defensa del ejercicio de los derechos humanos; y en muchos otros campos, como la marginación, la drogodependencia, el racismo, la xenofobia o la plena igualdad entre sexos. En definitiva, viviremos una sociedad mucho más plural y diversa que nos exigirá una catarsis y probablemente una redefinición de la función de la escuela y de la formación permanente de su profesorado.

La Escuela del siglo XXI

La escuela del nuevo milenio debe tener una función social y debe ser un agente de cambio. No puede quedarse anquilosada sólo en la transmisión de conocimientos (siglos XIX y XX), pues existen otros medios de transmisión de la información muchos más atractivos y eficaces. La función de la escuela debería girar en torno al paradigma de provocar la reconstrucción de los conocimientos del alumnado y su acción comportamental, junto a la compensación de las desigualdades. Por tanto, el objetivo prioritario será el recogido en el Informe de la UNESCO (Delors 1996), es decir, enseñar a aprender a aprender (conceptos/conocimientos), el de aprender a hacer (habilidades y procedimientos), la de aprender a convivir (dimensión social social, moral y ética) y el de aprender a ser (valores para el desarrollo moral). La educación, por tanto, ha de girar en torno a estas cuatro dimensiones. Es decir:

- Una educación que enseñe a conocer: que enseñe a dominar los instrumentos del conocimiento y de la comunicación haciendo especial hincapié en las técnicas de recuperación de la información a través del uso de las tecnologías de la información y de la comunicación. Pero sobre todo, que enseñe el placer de conocer, comprender y descubrir.
- Una educación que enseñe a aprender hacer: en la que junto al aprendizaje de las diferentes materias permita al alumnado adquirir competencias personales como trabajar en grupo, tomar decisiones, relacionarse, crear sinergias y usar de su creatividad en la investigación, las artes o la empresa.
- Una educación que enseñe a convivir: que nos enseñe a conocernos a nosotros (nuestros sentimientos y emociones) y que nos permita desarrollar nuestra empatía con los que nos rodean, y con la que también aprendamos a discrepar, a ser críticos, a construir mundos en los que quepan ciudadanos de todas las culturas.
- Una educación que nos enseñe a aprender a ser: que nos posibilite desarrollar nuestra libertad, que nos ayude a tener un proyecto personal y autónomo, que nos haga disfrutar de lo que ya hemos alcanzado y nos dirija hacia lo que todavía no hemos conseguido con tesón, trabajo e ilusión.

Y, la mejor forma de abordar todas estas dimensiones de la educación es a través de la escuela comprensiva e inclusiva, ya que ésta enseña a vivir juntos compartiendo unas normas y valores comunes y una socialización integradora independientemente de las diferencias sociales, étnicas o religiosas.

Todo esto conlleva un nivel de exigencia, consenso y compromiso sobre qué valores educar, cuál será el grado de compromiso y responsabilidad de la comunidad educativa, qué estrategias se van a seguir para el reconocimiento de la autoridad moral de la escuela y qué mecanismos se van a poner en marcha para que exista una real confluencia de valores de las familias, del sistema productivo, de los medios de comunicación y de la propia escuela, ya que, de lo contrario, hacemos un flaco favor, según Bruner, a los agentes que actúan de “antiescuela”.

Conclusión

La madurez de un sistema consiste en la asunción de las responsabilidades de cada integrante y en tener la capacidad crítica de saber adaptarse a las nuevas situaciones que van apareciendo. La educación del siglo XXI obliga a que todos los protagonistas (administración, profesorado, familias y medios de comunicación) a que asuman sus funciones sin eludirlas de forma gratuita, garantizando que la escuela sea una realidad que favorezca una educación integradora y de calidad para todos y todas.

Bibliografía
UNESCO (1996): Informe Delors: La educación o la utopía necesaria. Ediciones UNESCO. México.
IGLESIAS, Mª.J y otros (2004). El reto de la educación emocional en nuestra sociedad. Universidad de da Coruña. Coruña.

Manuel Carrillo Reina

lunes, 25 de mayo de 2009

Yo aprendo, yo me faculto.


Yo aprendo, yo me faculto.


Las distintas áreas universitarias se enseñan en la Facultad. Damos por hecho que la Facultad nos "faculta" para una profesión, que nos aporta unos conocimientos, unos conceptos, unos procedimientos, unas habilidades y unas actitudes para desempeñar nuestro trabajo.
Lamentablemente eso es cierto a medias. Conozco a pésimos estudiantes que tras finalizar sus estudios universitarios de la manera que llamamos "a trancas y barrancas" luego son unos excelentes profesionales en su trabajo. Por el mismo motivo que otros que fueron alumnos brillantes con expedientes académicos impecables, se han convertido, en mediocres o incluso malos ejercedores de su profesión. Tal es el caso de profesores o médicos, entre otros.
Escuché a un filósofo paisano mío, que cuando marchó a Granada a la facultad de Filosofía y Letras, dedicaba más tiempo a otras tareas y aficiones que a asistir a la facultad. Se dio cuenta de que el temario podría estudiarlo por sí mismo y que allí solo debía ir a realizar los exámenes y a recoger las pertinentes notas. Ahora es un sabio.
Me he dado cuenta de que el hecho de tener un título universitario solo sirve como autorización para ejercer una profesión concreta, no aporta cultura.
Conozco personas con carreras universitarias que son auténticos ignorantes de todo lo demás, (a veces ni siquiera son buenos en su función) y otras que sin haber obtenido titulación alguna son auténticos sabios y eruditos, personas con una cultura excepcional.
Tenemos grandes ejemplos de autodidactas como es el caso de Miguel Hernández o de malos estudiantes como Stanley Kubrick que han llegado a convertirse en genios y modelos a seguir.
El estudio, el trabajo y el esfuerzo potencian nuestras habilidades. No es necesario realizar muchas obras, lo importante es realizarlas bien.
Por consiguiente, somos dueños de nuestro propio aprendizaje. Solo con el entusiasmo, el interés y el esfuerzo llegaremos a alcanzar el conocimiento. No nos lamentemos si no hay un título en nuestro cajón.
¡ Al carajo con los títulos ! El saber no está en un papel, se encuentra en nuestro cerebro.


http:mipropiolaberinto.blogspot.com María José Corral Benítez

jueves, 14 de mayo de 2009

REVISTA EL ESPOLON ( Portada,Saludo e Indice)

EL ESPOLÓN Nº 3 - SALUDO
Haciendo honor al viejo refrán “No hay dos sin tres” aquí está ya el tercer número de El Espolón. Y llega después de la semana santa, pasada ya la resaca de pestiños, hornazos, gajorros y torrijas. Es proverbial el estoicismo con que las personas que no tienen la suerte o la desgracia de tener sentimientos religiosos viven esta fiesta: campanas, desfiles procesionales, rezos, tambores hasta las tantas, calles cortadas, multitudes en las plazas,… todo eso tiene que ser respetado. Bueeeeeeno, vale. Se trata de una manifestación pública de fe, tradición, folclore, etc. Pocos ateos, quizás ninguno, cometen el error de atacar verbalmente o ser irrespetuosos al paso de una procesión; eso prueba fehacientemente que somos personas civilizadas. Y tolerantes.
Pero ¿qué pasaría si agnósticos y ateos decidiéramos cada año manifestar públicamente nuestra no creencia? En el caso hipotético e improbable de que decidiéramos juntarnos en las calles de cada ciudad para exhibir y pasear con unción y convicción pancartas que lucieran máximas como “Dios ha muerto”, “El hombre es una especie evolucionada. Adán y Eva nunca existieron” o “La religión es el opio del pueblo”, ¿guardarían los viandantes un silencio respetuoso al paso de tan peculiar comitiva? ¿Enviarían los ayuntamientos a la policía municipal para desviar el tráfico y facilitar la marcha atea? ¿Y si un gobierno, también hipotético e improbable, instaurara en las universidades el estudio de la Ateología, es decir una disciplina que se ocupara del estudio y análisis del hecho religioso desde el ateísmo, tal y como propone el filósofo Michael Onfray? La reacción no se haría esperar: indignación en las masas, polémica en los medios, actitudes airadas, quejas, denuncias y tal vez, tal vez, agresiones físicas.
Puede que los no creyentes seamos tantos o más que los creyentes, pero estamos en desventaja en cuanto a consideración social, no disfrutamos los mismos derechos ni la misma libertad de expresión. Un hecho que ilustra como anillo al dedo estas afirmaciones sucedió a finales de Enero cuando la Asociación Madrileña de Ateos y Librepensadores (AMAL) puso en circulación en Madrid y en Barcelona algunos autobuses urbanos con mensajes ateos y, tras las críticas exacerbadas de la Conferencia Episcopal, sufrieron diversos actos vandálicos. Los Obispos, para contrarrestar el impacto (¡!), pusieron en circulación otros autobuses con mensajes cristianos que no fueron atacados por nadie.
Culpa, en parte, de que las cosas estén así la tenemos los propios ateos. A diferencia de los creyentes, parece que nos atemoriza expresar nuestro pensamiento y nuestro sentimiento, no acabamos de salir del armario, como si el ateísmo fuera algo vergonzante o delictivo. Salvo honrosas excepciones, evitamos hablar públicamente alto y claro y cuando lo hacemos nos escudamos en las siglas de algún colectivo o en el socorrido seudónimo. Por esta razón, el número 3 de EL ESPOLÖN quiere romper una lanza a favor de la LIBERTAD DE CREENCIA Y DE PENSAMIENTO. Reivindicamos el laicismo como forma de organizar esta sociedad plural y diversa en que vivimos, porque sólo así estará garantizado el respeto, y la convivencia en igualdad no sólo para los ateos, sino para todos los credos religiosos existentes.
PD: En la actualidad, la religión más abusiva y esclavizante, la que tiene más fieles y catedrales, la que impone sus dogmas de forma más irrefutable y la que, por supuesto, no tolera ateos ni disidentes es la de ese dios que todos adoramos en mayor o menor medida, el becerro de oro."
Antonio Osuna Ropero

CONTENIDOS DE ESTE ESPOLÓN:


1. PORTADA Y CONTRAPORTADA................. .. Idea de Oscar Muñoz y Antonio Aguilera, maquetación de Ojito Saltón.

2. BIENVENIDA AL 3º ESPOLÓN........................ Por Antonio Osuna Ropero.

3. ÉSTA ES LA PÁGINA DONDE ESTAMOS:….. Por La Tribu.

NUEVA SECCIÓN: AMOR Y PEDAGOGÍA (Páginas 4,5 y 6)

4. YO APRENDO, YO ME FACULTO................... María José Corral Benítez.

5. LA EDUCACIÓN DEL SIGLO XXI..................... Manuel Carrillo Reina.

6. LA EDUCACIÓN DEL SIGLO XXI..................... Manuel Carrillo Reina.

7. FOTO: DIENTES FUERTES Y POEMA: EVOLUCIÓN (cabra sin alma)
Por: El viejo y Antonio Aguilera García.

8. SEMANA SANTA EN EL CORTE INGLÉS........ Por Serafín El Bonito.

9. EL PÚLPITO (Miscelánea de exabruptos.......... Rafael Carmona Ávila.

10. NUEVA PÁGINA SOLIDARIA: Acuerdo Tácito(I) Pedro Estudillo.

11. DE REPENTE UN IMPROPERIO..................... Antonio Aguilera García.

12. DE LA NADA A LA NADA............................... José Luís Gartner Martos.

13. DE LA NADA A LA NADA............................... José Luís Gartner Martos.

14. DE LA NADA A LA NADA............................... José Luís Gartner Martos.
(Monólogo para una cabeza inquieta)

15. SSHHH, NO ME HACÉIS CASO...................... Ojito Saltón.

16. SUEÑOS DE LA DUQUESA............................ óscar Muñoz Rojas.


Equipo redactor (los que seguimos de parto): Antonio Osuna Ropero, Ojito Saltón, Antonio Aguilera García y Óscar Muñoz Rojas.
Colaboran en este número: Mª José Corral Benítez, Manuel Carrillo Reina, El Viejo, Serafín el Bonito, Rafael Carmona Ávila, Pedro Estudillo y José luis Gartner. (ya les avisaremos cuando haya efectivo en caja). GRACIAS A TODOS.
NUESTRA DIRECCIÓN EN LA RED: www.espoloneandoblogspot.com

CONVOCATORIA DESDE EL BLOG: MANIFIESTO POR LA SOLIDARIDAD

PROXIMO 24 DE MAYO: LECTURA DEL MANIFIESTO. MADRID.


¡Está confirmado...!


Tras haber obtenido nuestro querido amigo Juan Antonio Morales los permisos necesarios (a quien enviamos un cálido abrazo y nuestro sincero agradecimiento por la gran labor organizativa que está llevando a cabo), nos complacemos en informaros de que el proximo dia 24 de Mayo, Domingo, a las 12,00 de la mañana, en la Plaza Mayor de Madrid, protagonizaremos la LECTURA PUBLICA DE NUESTRO MANIFIESTO POR LA SOLIDARIDAD.



De modo que nos vamos a la capital de España a leer el Manifiesto. Sera para mi un placer y un honor hacerlo.

Agradeceriamos a todos vuestro apoyo y la máxima asistencia posible. Lo vamos a necesitar. Es muy importante.

Recordadlo: nosotros podemos esperar...pero ELLOS no. Nosotros quizás estemos en crisis y tengamos que apretarnos el cinturon; pero ELLOS estan desnudos y no tienen ningun cinturón que apretarse.

Con ellos. Por ellos. Para ellos.


Nos vemos en Madrid. ¡Contamos con vuestra presencia!

POSTER-CARTEL DEL MANIFIESTO: PODEIS OBTENERLO PINCHANDO AQUÍ.

Gracias y un fuerte abrazo para todos.

EDITADO POR CORNELIVS EN: http://manifiestoporlasolidaridad.blogspot.com/

lunes, 11 de mayo de 2009