miércoles, 22 de octubre de 2014

VIRTUALISMO Y VIRTUOSISMO



Principio del formulario
Final del formulario


VIRTUALISMO Y VIRTUOSISMO
La realidad a veces parece una ilusión propia de nuestra mente colectiva. Lo virtual es, y ha sido siempre parte de nuestra vida. La humanidad ha vivido viajes a “otros mundos” de forma natural.
Las personas podemos vivir fantasías sexuales (por ejemplo) con alto grado de excitación corporal sin más que nuestra imaginación, o soñamos con “realidades virtuales” mientras dormimos, de forma natural, la política crea su propio mundo (espacio cibernético político). 

La diferencia fundamental entre los virtualismos naturales y los políticos es que éstos últimos son artificiales e intentan estimular la capacidad de sumergirnos en lo irreal, en su ciberespacio, haciéndonos olvidar la cruda realidad que vivimos. El virtuosismo del político consiste por tanto en dominar la técnica para llevarnos hacia el “mundo virtual” que han creado para sus propios intereses. La realidad virtual necesita de un espacio simulado donde se desarrolle la acción. Ha de existir un programa que gobierne su funcionamiento, y un “diagrama de flujos” que indique las diferentes interacciones con la sociedad. Descubrir este programa desde el interior del ciberespacio creado es misión casi imposible, y por esto es trabajo inútil la confrontación de ideas con aquel que vive en su propia realidad virtual. 

En pocos meses nos vamos a sumergir en una cascada de campañas pre y electorales. Los partidos pondrán en marcha sus estructuras para intentar sumergirnos en sus realidades virtuales, poniendo sobre la mesa del ciudadano argumentos y propuestas que consigan “sacarnos” de la cruda realidad que vivimos... Si miramos hacia atrás, podemos observar como las grandes promesas, ahora realidades virtuales, volverán a aparecer en nuestras vidas como supuesta tabla de salvación. Participación ciudadana, atención a las personas, gestión eficiente y rigurosa, pleno desarrollo, oportunidades para los jóvenes, austeridad, transparencia y equidad, ..., como objetivos filosóficos generales, o bien mejores infraestructuras, sanidad y educación pública de calidad en nuestra ciudad, conservatorio de grado medio, gestion eficiente de los servicios públicos.... como objetivos mas concretos, se quedarán de nuevo en esos “otros mundos” que la clase política crea para nosotros..

. Pocas de estas realidades virtuales podremos encontrar años después en el mundo físico. Lo más grave es que, dada nuestra corta memoria (la del ciudadano), nos vuelven a mostrar una y otra vez sus cibermundos virtuales como grandes novedades salvadoras de nuestro futuro, y no caemos en la cuenta que, por desgracia, son eso, “virtuales”, además de añejas, la mayor parte de las veces... Es hora de que la sociedad despierte y acabe con estas manidas prácticas que buscan una rentabilidad política , que no social. Es una necesidad exigir a estos virtuosos políticos que las promesas se han de cumplir, y que el que no consiga gestionar lo que es del ciudadano con el único objetivo de mejorar la realidad del mismo (y no de espaldas a él), ha de ser eliminado de nuestra realidad no participando en su realidad virtual. 

Al día de hoy, seguimos con el holocausto económico de la empresa mixta de aguas, con un conservatorio de grado medio “virtual”, con unas infraestructuras más que deficientes, con unos sistemas educativo y sanitario en retroceso, con nuestros jóvenes emigrando para poder subsistir, con un enorme parón de la actividad económica, con graves desequilibrios presupuestarios del  Ayuntamiento, falta de transparencia, .... 

Deseamos que, en el menor espacio de tiempo posible, las realidades “virtuales de los políticos se transformen en realidades físicas para el ciudadano, y  nuestros representantes sean virtuosos en el mundo real, y no solo en su ciberespacio. 

Juan Carlos Cdlls
.

1 comentario:

Blogger dijo...

Tax season is here, protect yourself from identity theft.