lunes, 12 de marzo de 2012

BIENVENIDOS AL 10º NÚMERO DEL ESPOLÓN



Cuando pensábamos que casi todo lo sabíamos, cogimos un libro, lo leímos,  y nos dimos cuenta de que no sabíamos NADA. El necio afirma; el sabio -porque lee y escucha a los que han leído- duda y reflexiona. Pero nunca presume de ser sabio, porque es consciente de que la frontera que lo separa de lo desconocido es inconmensurable..


LEE, LEE, LEE, LEE, LEE….
 Por Antonio Aguilera García

Estimados lectores y amigos de este “probe” invento de revista: siento deciros que no hay nada nuevo “bueno” bajo el sol. Incluso me gustaría decir que todo sigue igual, pero no puedo más que decir, aunque sea verdad de Pero Grullo, de todos conocida, que la cosa no solo no sigue igual, sino que va a peor a pasos agigantados y sin visos de mejorar: al paso cansado que llevamos los ciudadanos, los únicos que podríamos cambiar esto.

 Los insaciables avarientos se han apoderado del mundo y, de lo que es aun más grave: de sus dirigentes políticos. Tenemos como políticos a hombres de paja, serviles individuos a las órdenes de JPMorgan, Goldman Sachs, Deutsche Bank, Banca Suiza y otros MONSTRUOS nacidos al olor del dinero y consentido en loor de multitudes descerebradas, engañadas e ingenuas. Estos hombres de paja no dudan en aplicar a la ciudadanía las mismas recetas –reprimir al pueblo con violencia cuando se manifiesta por sus derechos fundamentales- que en décadas pasadas aplicaran en Sudamérica dictadores de la calaña de Pinochet, Galtieri, Videla etc para conseguir sus objetivos: trabajar para sus amos, los que concentran la máxima riqueza en las mínimas manos (una sola persona o corporación posee la misma riqueza que 800 millones de personas del África negra). Esta es la ley de los mercados salvajes y desregulados. Ellos pasan arrollando por encima de todo y, a su paso, provocan guerras y hambrunas descomunales. Las empresas privadas de los ganadores en la contienda se encargarán de “reconstruir” el país. La reconstrucción de Irak supone un embolso, para las empresas que participan, aproximado a los 500.000 millones de Dólares Para eso se convierten ciudades enteras en ruinas, para privatizar los beneficios. Luego, los gastos por la guerra, se le encasquetan a los ciudadanos (EE.UU. ha gastado alrededor de 4 billones de Dólares durante la última década en las guerras que ha promovido, ¿cuánto habrá gastado España?) en forma de deuda Pública. Cómo va a poder el “pobre” Obama dar –como prometió- asistencia sanitaria a toda la plebe? ¡Si no tiene un duro…!!. Los Mercados le dan dinero para la guerra, pero no para sanidad y otros proyectos iluso-sociales. Después, si alguna empresa “amiga”, o banco de algún colega (que echó una mano a financiar la campaña electoral) entra en crisis, pues también se le aplica una inyección de vitaminas –pasta gansa- con cargo, de nuevo, a los lomos del ciudadano. ¿Por qué no se han nacionalizado los bancos especuladores causantes de la crisis y se ha trasladado crédito a empresas y familias?

Los mercados buscan la desaparición del patrimonio nacional, empresas públicas (ojo! Solo las rentables –adjudicadas a sus amigos- , las chungas nos las comemos entre todos) y toda intervención intervención del Estado en los medios de producción pues, según dicen los profetas del Libre Mercado, las interferencias del Estado en la economía son las causantes de las crisis.

 Se quieren cargar el estado del bienestar; por supuesto también esa quimera de "la igualdad de oportunidades", "la igualdad de los ciudadanos ante la ley". ¿Qué es eso de que los pobres asciendan en nivel de vida y alcancen puestos en la judicatura, la medicina, ingeniería u otras profesiones liberales? ¿Qué se ha creÍdo esa CHUSMA –piensa el rico- que van a estudiar o ir al médico con mi dinero? ¡NO hombre NO!: quien quiera lujos que se los pague de su bolsillo. RECORTES por doquier. Que te mueres en la sala de espera del hospital, te jodes, que hubieran trabajado (en caso de las grandes fortunas: robado) tus ancestros y te hubieran dejado pelas para heredar; y tierras, cortijos, dinerillo fresco., y, con un poco de suerte hasta un título nobiliario.

Y, mientras tanto, qué pasa con el pueblo…? Dormita, anestesiado, confundido, “estrastornao”, por lo que le pueda caer encima. Lo primero que necesitamos comprender es quienes son los causantes de la situación en que estamos y, a partir de ahí, exigir responsabilidades; para ello debemos tener unas variadas fuentes de información, textos, libros…, para posteriormente, con una mente crítica, sacar nuestras propias conclusiones. “Quien no quiere pensar es un fanático; quien no puede pensar es un idiota; quien no se atreve a pensar es un cobarde” (F.Bacon) “La ignorancia del ciudadano da la victoria a los tiranos: LEE, LEE, LEE, LEE, LEE” (Movimiento15M).

2 comentarios:

Pedro dijo...

Gracias Antonio y a todo el equipo por hacerme llegar de nuevo este número. Como era de esperar, no ha decepcionado nada, muy al contrario, me la he devorado con ansias.
Enhorabuena por el trabajo tan formidable que continuais haciendo y por no rendiros.

Un abrazo.

Antonia Teno dijo...

Muchas gracias a todos los que estáis implicados en El Espolón, por vuestro trabajo generoso, por la elección de los artículos, por hacérmelo llegar, por contribuir a que las mentes de vuestros lectores no permanezcan dormidas, por mil cosas más. Y ahora, a esperar al nº 11. un abrazo desde Burgos