sábado, 28 de abril de 2012

El orden criminal del mundo



                                               .ORDEN CRIMINAL DEL MUNDO


Antonio Aguilera García (Movimiento 15M Priego)

“En la Tierra hay suficiente para satisfacer las necesidades de todos, pero no tanto como para satisfacer la avaricia de algunos”. “Mañana tal vez tengamos que sentarnos frente a nuestros hijos y decirles que fuimos derrotados. Pero no podremos mirarlos a los ojos y decirles que viven así porque no nos animamos a pelear”. (Ghandi)

Hago introducción a este escrito con estos dos pensamientos fundamentales, que rigieron la vida de Ghandi: porque en el mundo hay riqueza y alimentos suficientes para todos (se estima que se pueden producir alimentos para 12.000 millones de personas, hace pocos días han dicho que ya estamos – los que nos cargamos el planeta- unos 7.000 millones). ¿Vamos a consentir que entre unos pocos ( eso sí, muy poderosos e infinitamente avaros), condenen a la miseria a la Humanidad actual y a nuestra descendencia. Porque ¿a cuántas personas hay que “pisotear” (arrojar al hambre, a enfermedades curables, a la falta de vivienda etc) para producir un rico?.

Cuando seamos ancianos y veamos a nuestros hijos sin trabajo (o trabajando para ganar lo justo para malcomer, mal vestir y mal vivir), sin futuro ni ilusión, doblegados a un sistema que habíamos superado, y ahora volvemos a él sin remisión –porque no hacemos nada por evitarlo- , caciquil y feudal, donde una minoría acumula toda la riqueza; entonces: ¿podremos mirar a nuestros hijos serenamente a los ojos, si nosotros no hicimos nada para evitarlo? No nos opusimos a la implantación de la nueva tiranía, con la supresión de derechos fundamentales, como son una sanidad y educación gratuitas. ¡Que nuestros hijos vivan así, oprimidos, trabajando para sacar unas limosnas –mendigando- porque nosotros no nos animamos a pelear!!

Si nosotros nos resignamos a la situación que nos exponen los políticos de turno (que ya no mandan nada, porque hemos cedido nuestra soberanía – la han cedido ellos en nuestro nombre sin consultarnos, sin referendum precio para estos graves asuntos- a Estados y Mercados extranjeros), si dejamos que las prestaciones sociales (sanidad y educación gratuitas y de calidad) que nuestros padres pelearon y conquistaron para nosotros, durante varias décadas de sacrificio, se evaporen en un abrir y cerrar de ojos (para mayor enriquecimiento de la “élite criminal del mundo”). Si no “reaccionamos”, no podremos mirarlos a los ojos. Definitivamente estaremos derrotados, y con nuestra derrota condenamos también a nuestros hijos.

El miedo nos paraliza. Tenemos miedo a perder el trabajo, a perder la vivienda a perder la seguridad que hemos tenido durante las últimas décadas. Pero ¿contra quién luchamos? ¿Quién es nuestro enemigo? ¿Quién se forra a costa de nuestro empobrecimiento? El 2011 ha sido el año en que más coches de super lujo ( Rolls Roys) se han vendido de toda la historia de la automoción. Nunca antes, los pocos muy ricos, asquerosamente ricos del mundo, habían acumulado tanto dinero y, por ende, poder. La brecha entre los muy ricos y los demás, ahora, es bestial. Pero quién ha creado este “imperio”, mucho más poderoso que el Romano o el de Felipe ll: simplemente la han creado los ricos. Las empresas multinacionales, grandes bancos, imperios financieros etc.. compinchados con una mafia política, que para la 3ª colonización mundial –saqueo de la riqueza de los países subyugados, incluidos ahora también países del 1º mundo, - Thacher y Reagan y continúa con Blair, Aznar (a quien no se le da muy bien el inglés y puede que se la hayan “metido” con la letra pequeña) y acaba ( finaliza, porque acabar, acabaran con nosotros) con la Merkel, la nueva Fürer del S.XXI, quien defiende con uñas –largas y afiladas- y dientes hasta el último duro que se le adeude (deuda legítima o ilegítima) a su Deutsche Bank o al Fondo Monetario Internacional (FMI, ruina para los países donde desembarca, si no que se lo digan a casi toda África, o a Argentina y Brasil, que ya lo van largando de su sagrado territorio.

Estos imperios han mandado dar golpes de Estado a países que no se doblegaban a sus directrices saqueadoras de materias primas: Chile, Argentina, Guatemala, Indonesia, Irán (para poner al Sha) y un largo etc. Ahora, está mal visto dar golpes de Estado para destituir al dirigente que se les resiste. Ahora se les hace firmar, con el engaño de que es ayuda al desarrollo u otras patrañas, o simplemente corrompiendo al político de turno, un tratado de Libre Comercio. Adherirse a la OMC (Organización Mundial del Mercado). De esa forma entra (la gangrena) el Banco Mundial o el FMI dando préstamos para que con ese dinero se hagan compras a las grandes empresas de los países ricos…, y, a partir de ahí, ese desdichado país ya está “cogido de los huevos” (perdón por la expresión, pero los abusos a los que se somete al pueblo son para indignarse) de por vida. O, hasta que haya una revolución, una concienciación ciudadana de que la sociedad vive esclavizada, que el fruto de su trabajo va a unas manos muy poderosas con las que jamás podrá saldar la deuda (“Deuda odiosa” o ilegítima en muchos de los casos). Porque sus dirigentes políticos firmaron unos tratados en su nombre, con unas condiciones draconianas. A aquello al principio, y alegremente, empezaron a llamarle globalización; pero que no es más que un imperialismo disfrazado de cordero.

No se puede entender de otra forma el comportamiento del primer ministro griego, que un día dijo que sometería a referéndum las condiciones que les imponía “la Fürer” Merkel y el FMI, y al día siguiente se desdijo de lo del referéndum; dimitiendo de su cargo –o apartado con patada en el trasero- en el acto (¡Tú que te crees Papandreu, que te vas a librar de las cadenas, “aquí de los mascas del sistema”, como hizo Islandia de forma democrática (encerrando de paso a algunos banqueros y políticos) Pero ¿no vivíamos en Democracia? ¿El poder no reside en el Pueblo?

Se apresuraron los políticos, tras el horror que supuso la II Guerra Mundial, en redactar “La Declaración Universal de los Derechos Humanos”, la cual en su preámbulo reza que “los Carta de los Derechos Humanos son para librar a la Humanidad del miedo y la miseria”. Hacen los Estados (casi en su totalidad adheridos a esta Carta) algo por aplicar esta premisa sobre sus ciudadanos. El Estado no nos libra del miedo, el Estado nos tiene aterrorizados (por culpa de los políticos ineptos a quien damos el poder), cada día nos despiertan con un nuevo sobresalto (5 millones y medio de parados, ¿quienes seremos los siguientes? ¿Viven entregados –los políticos- para que no caigamos en la miseria?? Pues creo que no, que a los únicos que sirven son a los “señores de la guerra”: los poderes financieros. Si no pueden rebelarse contra ese poder, que tengan la valentía de reconocerlo públicamente. Pero no, ellos se callan, y mientras tanto intentan llenarse los bolsillos y sacar una gansa pensión vitalicia para no tener que dar “el callo” –si es que antes lo dieron- más en la vida.

¿Es o no para INDIGNARSE? No me lo pensé un segundo cuando, en el mes de Marzo del 2011, me enteré de la creación de la Plataforma Ciudadana DRY (Democracia Real Ya) que promulgaba la regeneración del sistema, sobretodo la limpieza de políticos corruptos y grupos financieros. No sé si conseguiremos grandes logros, pero al menos yo duermo tranquilo de que hago lo que puedo para que mis hijos no hereden un mundo peor que el que me dejaron mis padres. ¿Y tú, que quieres para tus hijos, un mundo de esclavitud sometidos a los “señores de la guerra”?? Miremos la brecha cada vez mayor entre ricos y pobres, la especulación (uno de sus últimos inventos) sobre materias primas alimenticias. El Hambre cotiza en bolsa. ¿Es o no, para acusarlos de CRÍMENES CONTRA LA HUMANIDAD?

PD: Tomé el título prestado de un video -ver Youtube- que les recomiendo ver

2 comentarios:

Paco Muñoz dijo...

Querido amigo Antonio, me permito redistribuir tan real y crudo artículo que le hace a uno pensar en sus hijos y nietos. Una cosa se te ha escapado la palabra mercados, yo los llamo criminales, nos están ganando también con el lenguaje, con la falsedad y la mentira, debemos combatir también el lenguaje, los "daños colaterales" son asesinatos equivocados, y así sucesivamente. Le llaman los esbirros del capitalismo (entiéndanse miserable gobernantes que no gobiernan obedecen, no a su pueblo que los ha puesto si no al capitalismo internacional) copago a lo que un robo descarado, reforma a lo que es un crimen, y así muchas palabras que la gente dice o escucha sin darle pavor. En poco más de cien días, esta gente con los votos de "obreros de derechas" están destrozando para sus amiguetes, para la avaricia de unos pocos, lo que ha costado levantar un par de siglos.
Enhorabuena por el artículo del que debíamos todos tomar buena nota.
Un abrazo.

Oréadas dijo...

Antonio cuanto tiempo sin pasar por tu espacio, (espero no me hayas olvidado) perdí todos mis contactos y por una pura casualidad hoy te encontré.
:-) Que triste y que real es todo lo que escribes, a donde iremos a parar con esta situación, quién tiene trabajo teme perderlo y quién no lo tiene solo encuentra basura a la que quieren que seamos sometidos.
Triste realidad, Antonio.
Un besito, cuídate y vuelve a escribir que no actualizas desde abril :-)
Darilea.